Durante los meses de abril, mayo y junio de 1990 la Gallerie D’Nesle de París montó una exposición con los cuadros de Abel Quezada. Esto corroboró definitivamente un hecho que con el tiempo fue pasando del secreto a voces de unos cuantos a la conclusión lógica y universal: Abel Quezada es uno de los grandes pintores mexicanos de este siglo. Como un pequeño homenaje a este pintor, publicamos aquí el texto que Carlos Fuentes leyó en la ciudad de Milán para presentar el libro Cazador de musas de Abel Quezada, en enero de 1989.