[Siguen algunos métodos utilizados para inducir aborto a través de la historia cuando los procedimientos clínicos eran ilegales o inasequibles:] Beber sosa cáustica * Tragar ácido * Preparar té de boñiga * Practicarse un enema con té de ajenjo * Irrigarse la vagina con chiles picantes * Ponerse una sanguijuela en la vagina * Insertarse en el útero un gancho de colgar ropa * Pincharse el útero con un rayo de bicicleta * Soplarse aire en el útero con una jeringa de inyectar pavos * Sentarse en cuclillas sobre una cacerola de cebollas hirviendo * Arrancarse un diente * Hambrearse * Amarrarse la cintura * Aplastarse el abdomen * Pegarse en el abdomen con un machacador de carne * Golpes en el estómago con un bat de beisbol * Sacudida del cuerpo hecha por dos hombres fornidos * Tomar un baño en agua hirviendo * Pasarse la noche en la nieve * Aplicarse choques eléctricos en los muslos y las ingles * Saltar del techo.

Fuente: Harper’s, febrero 2017.

02-aborto-01