Asegura la RAE en su diccionario panhispánico de dudas que Mouse no es palabra española y recomienda innecesario el uso en español del término inglés. Mur se deriva del latín Mus, Muris, ratón; de él se deriva Músculo y Murciélago. Mus pasó del latín al francés como Mouse (que se pronuncia mus) y con esta escritura llegó al inglés como Mouse. ¿Si su uso es común en la literatura clásica española, por qué no no aceptar como nuestra la palabra Mouse?

Fuente: El Pescador, Biblioteca El Libro Total. Fundación El Libro Total, cuyo director es Carlos Eduardo Paz. Bucaramanga, Colombia, 2016.

00-cabos