De un librito del siglo XVI, impreso en Holanda, copiamos los siguientes consejos para enseñar a hablar a ciertas aves.

01-aves-01

Papagayo. Para enseñar a hablar y aun a cantar a los papagayos es preferible sean pequeños, porque de grandes son tardos en aprender. Para avivar su inteligencia será conveniente darles de vez en cuando alguna cucharadita de vino blanco. La mejor hora para la enseñanza es de noche y lejos de ruidos y conversaciones, y la habitación estará en una semiobscuridad. Para llamar la atención del animalillo, cuando se le dé la lección, se le dará algún golpecito en la cabeza con una varillita de hierro. Al principio, debe enseñársele solamente palabras fáciles, las cuales se le repetirán muchas veces; cuando las haya aprendido se le enseñarán otras más difíciles, hasta conseguir que se acostumbre a hablar largo y tendido. Una vez conseguido esto, puede ya enseñarse la enseñanza del canto, y así se le hará aprender con relativa facilidad un aria sencilla o un cuplé de moda, o un tango argentino. Si se le quiere enseñar de día, es preciso ponerlo delante de un espejo, para que se vea en él, y detrás del espejo su maestro, de modo que el papagayo no lo vea. Así, en esa forma, como oye hablar o cantar y no ve a nadie más que su imagen reflejada en el espejo, juzga que ésta es otro papagayo que habla; entonces pone una atención grande en lo que oye y aprende con mucha facilidad. Para apresurar los estudios del pájaro se le puede dar lecciones de día y de noche, en la forma indicada en cada caso.

01-aves-02

Tordo. Aprende con mucha facilidad con un paño negro, en una habitación semiobscura. En estas condiciones se le empieza a enseñar a hablar, comenzando por vocablos fáciles; luego se le enseñan otros más difíciles, y así sucesivamente, hasta conseguir que repita una buena serie de ellos. Luego se le puede enseñar a cantar alguna cosita fácil. De vez en cuando, durante la lección, se le dará a comer un grano de anís. Despúes de haber aprendido se le suelta por la habitación, cortándole las primeras plumas grandes del ala derecha. Hay que tener cuidado no ande el gato por la casa, a fin de que no le suceda nada desagradable al pobre pájaro.

 

Fuente: Prof. Max Wolkmann, 500 secretos para ganar dinero y hacerse independiente, Editorial Pax-México, s/f.

 

2 comentarios en “Modo de enseñar a hablar a las aves

  1. Acabo de ver un YouTube de un perico haciendo toda una pataleta con berridos y escenificación de un berrinche de infante que parece el maestro y no el alumno.