En conversaciones informales me he dado cuenta de que varios amigos piensan que el plagio en una tesis de licenciatura carece de mayor importancia. Dicen que muchos lo hacen. Un amigo lo comparó con hacer pipí en la ducha. Otra amiga, más filosófica, dijo que todos nos copiamos unos a otros y que la originalidad es muy escasa. Ambos coincidían en que el plagio en una tesis es peccata minuta, comparable quizá a comer carne en viernes de cuaresma.

¿Cuándo importa el plagio, y por qué?

Usualmente se condena al plagio como una forma de robo.  Finalmente se trata de un escritor que se está apropiando del trabajo de otros sin reconocerlos. La condena vale, sin duda, pero es quizá demasiado general. En nuestra sociedad todo robo es condenado, pero no juzgamos igual a un timador de cuello blanco que al que roba pan por hambre. Incluso en el plano jurídico se distingue la gravedad de distintas clases de robo.

02-plagio

Ilustración: Patricio Betteo

Los colegios y universidades mexicanos no han desarrollado aún reglas claras con respecto del plagio, y por eso se ha tendido a redimir el problema en la opinión pública, que no tendría en principio por qué tener criterios consistentes respecto de la importancia o gravedad de un caso u otro. 

Para comprender la relevancia de un plagio importa saber para qué se plagió. No es igual que un escritor famoso, como Alfredo Bryce, plagie artículos para cobrar por el trabajo ajeno, a que un estudiante de licenciatura copie párrafos de autores famosos para hacer un trabajo que nadie sino su profesor leerá. En el primer caso, un profesional le está robando el trabajo a otro; en el otro, un aprendiz utiliza secretamente el trabajo de los profesionales para hacer creer que ha estudiado.

Importa reconocer que el plagio relacionado con la falsificación del proceso educativo tiene implicaciones éticas particulares. Así, por ejemplo, el requisito de la tesis forma parte del proceso de certificación que acredita que un estudiante conoce una materia al grado de estar listo para ejercerla como profesión. Como requisito, la tesis fue diseñada para hacer de prueba de competencia profesional de un candidato ante la sociedad, por eso es presentada en solemne examen público. En una tesis de licenciatura no necesariamente se espera que haya una contribución original a una materia, pero sí que el estudiante se haya adentrado en ella a profundidad. La manera más socorrida de medir si alguien conoce o no su materia no es la originalidad, sino su capacidad de parafrasear trabajos importantes en el campo, y traerlos a colación cuando sean pertinentes. 

Por eso en un contexto educativo el problema mayor del plagio no es la falta de originalidad del candidato, y ni siquiera el robo en sí mismo, ya que los autores plagiados son mucho más reconocidos que el triste tesista, sino la incapacidad del estudiante de usar palabras propias para resumir y explicar ideas. Ante todo, es la incapacidad de parafrasear la que está en juego. El plagio estudiantil sugiere que el alumno no ha sabido asimilar los hallazgos a que (no) hace referencia.

Pongo un ejemplo de la discusión reciente acerca de la tesis de licenciatura del presidente Peña Nieto. El reportaje que hizo Aristegui Noticias dice que en una sección de la tesis, dedicada a la biografía de Álvaro Obregón, 35 de 36 párrafos fueron copiados textualmente. Ahora bien, la tesis del joven Enrique Peña Nieto no pretendía aportar novedad alguna a la biografía del general Obregón. No era ni siquiera su tema. La sección copiada era en realidad de antecedentes. Lo que está en juego en este caso no es la originalidad de contenido, sino la capacidad de leer y resumir lo que se ha investigado.

En esto el caso refleja en mucho la situación promedio del sistema educativo privado y público del país, donde desde la secundaria los alumnos se acostumbran a escribir trabajos copiando la Enciclopedia Encarta. Tenemos una escolaridad fraguada en la cultura de la estampita y la monografía de papelería, y que se graduó al copia y pega cibernético con Encarta y Wikipedia; una escolaridad escrupulosamente puntillosa en observar saludos a la bandera y días de las madres, pero negligente en la enseñanza de la comprensión en la lectura.

La reacción de la Oficina de la Presidencia en el sentido de que no había plagio en el caso sino una falla estilística en que el mecanógrafo olvidó poner comillas no salva este problema. Si el 30% de una tesis son citas textuales, significa que el alumno no digirió bien el material, con o sin citas. La costumbre del plagio en el sistema educativo importa no sólo porque devela una juventud que está dispuesta a robar ideas ajenas, sino ante todo porque refleja un bajo nivel de comprensión en lectura. No encuentro un mejor argumento para llevar a fondo el impulso de reformar la educación, pública y privada.

 

Claudio Lomnitz
Profesor de antropología de la Universidad de Columbia. Su libro más reciente es El regreso del camarada Ricardo Flores Magón.

 

16 comentarios en “Sobre la importancia del plagio

  1. Efectivamente, en la mayoría de las universidades, públicas y privadas, la elaboración de la tesis es un requisito más, que no aporta nada al conocimiento general del tema. Me parece que obsoleto dicho requisito. Deberia analizarse establecer otros métodos para obtener el grado.

    • Efectivamente, el tema es poder parafrasear, que es una manera de demostrar entendimiento. No se espera mucho más de una tesis de licenciatura. Nuestro presidente plagió a otros porque es incapaz de parafrasear, lo cual lleva a pensar que no es capaz de comprende realmente la gravedad de los problemas que enfrenta el país –desde la corrupción y la pobreza de la mitad del país a la violencia de las desapariciones y los levantones. Al igual que Donald Trump, es un ejemplo del efecto Dunning-Kruger: no sabe que no sabe. Eso lo hace peligroso para todos nosotros.

    • Habría que analizar en que áreas puede suprimirse la tesis. En las ciencias sociales y en humanidades leer y escribir es pan de cada día. Por tanto, la tesis, el documento escrito, como dice Lomnitz, es la demostración de que se adquirió las herramientas suficientes para interpretar y presentar ideas ordenadas y argumentadas, lo cual hace mucha falta entre los mexicanos.
      No cabe duda, nuestro presidente es un reflejo de nosotros mismos. Ni modo, a cambiar o a resignarse.

  2. Walter Benjamin entregó un texto hecho de puras citas para ingresar a la academia alemana de ciencias. Lo rechazaron. Lo dice Hannah Arendt en Hombres en tiempos de oscuridad. Jacinto Barrera Basols presentó tesis de maestría con un texto hecho de puras citas. Sólo escribió los títulos de los capítulos de El bardo y el bandolero, muy largos por cierto. Causó controversia pero prominentes escritores como Monsivaís lo elogiaron. El texto fue editado. Hay creatividad en saber escoger y ordenar las citas. Pero ojo, siempre son citas.

  3. Desde mi punto de vista, apropiarse de las ideas de otro y hacerlas pasar como propias, me parece que es inaceptable, 100% reprobable pero aunque me cause molestia, es muy comprensible. Lo digo en mi calidad de maestro de alumnos en nivel medo superior. Una y otra vez doy cuenta de la dificultad que les representa escribir con originalidad textos científicos, el internet -donde lo encuentran prácticamente todo- les representa una tentación casi ineludible de la que no pueden prescindir. Un maestro universitario algún día me enseñó que todo texto es sólo un pretexto para debatir, para disentir, pero sobre todo, para construir a partir de allí nuevos conceptos e ideas y me gustó mucho esa enseñanza que practico hasta el dí de hoy, pues si algo odio es la memorización inútil de contenidos que habrán de olvidarse al día siguiente pues queda claro que en México, muchos estudian para pasar exámenes, no para “aprehender”. Lamento mucho que a mis estudiantes no les guste construir nuevas ideas a partir de lo que leen, siempre será más fácil copiar y pegar, repetir en vez de proponer, sin embargo, seamos honestos, los maestros no nos quedamos fuera del problema, ¿cuántos nos preocupamos verdaderamente por enseñar el pensamiento original? ¿cuántos sancionamos con rigor conductas poco éticas en la entrega de trabajos y proyectos? Los niños no nacieron así, el contexto educativo asó los formó y hoy el problema salpicó hasta el mismo Presidente ¿y qué pasó? NADA. El auto engaño se practica con cinismo y a nadie le importa, menos mal que a mí sí y no dejaré de luchar desde mi aula para enseñar a los alumnos que me rodean que el crimen no paga y el plagio, así sea en un simple comentario o en una tesis, no es una buena práctica.

  4. Yo creo que el uso del plagio, en el ámbito escolar, si es útil, ya que vivimos en una época moderna en la que toda la información que requerimos la podemos encontrar con un simple click.
    Aunque también debo decir que depende del uso que se le de como usted dijo, con el ejemplo de las tesis. Es útil siempre y cuando no se olvide dejar tu propia huella o manifestar tus opiniones y puntos de vista en tu trabajo, eso en el ámbito escolar. En cuanto al ámbito profesional, ya no sería plagio ya que, supuestamente, solo estarías aplicando lo aprendido, pero tampoco dudaría que haya gente que lo use de manera indebida…

  5. Yo creo que el uso del plagio, en el ámbito escolar, si es útil, ya que vivimos en una época moderna en la que toda la información que requerimos la podemos encontrar con un simple click.
    Aunque también debo decir que depende del uso que se le de como usted dijo, con el ejemplo de las tesis. Es útil siempre y cuando no se olvide dejar tu propia huella o manifestar tus opiniones y puntos de vista en tu trabajo, eso en el ámbito escolar. En cuanto al ámbito profesional, ya no sería plagio ya que, supuestamente, solo estarías aplicando lo aprendido, pero tampoco dudaría que haya gente que lo use de manera indebida…

  6. Desde mi punto de vista creo que todo alguna vez hemos hecho plagio y me refiero al acto de copiar y pegar para una investigación o reporte sobre algo en la escuela, pero es cierto que hay cierta gravedad en los tipos de plagio pues en el caso del plagio para investigaciones escolares no se le da mucha importancia de manera legal, pero cuando hablamos de copiar alguna presentación o documento que sea necesario para nuestro reconocer cuánto hemos aprendido conforme algún tema y recurrimos al plagio esto es una manera de decir que no entiendo absolutamente nada, estoy de acuerdo con que el plagio también es una forma de mostrar incapacidad por parte de los alumnos para asimilar temas.

  7. Y tiene razón, Señor Claudio.
    Yo siempre pensé que no tenía nada de malo hacer eso de “copiar y pegar”, pero ahora veo que realmente es un error, muchos de los trabajos que hice en la escuela ni siquiera los recuerdo por el simple hecho de que nunca los leí. Mi profesor de lengua española siempre dice “antes cuando a nosotros nos tocaba hacer un trabajo lo hacíamos en máquinas de esas de escribir” y nos explica que de esa forma aprendieron, porque si se equivocaban en alguna letra ya no había otro remedio que volver a escribir todo su trabajo de nuevo, y no eran las veces que lo volvieran a escribir, sino que lo leían, leían lo que escribían. Ahora yo pienso que al leer comprendemos el tema, y obtenemos la capacidad de, como usted dice “parafrasear”, porque ya tenemos claro y comprendido que es de lo que estamos hablando

  8. Yo como estudiante, considero que el plagio es hasta cierto punto, útil. No lo considero tanto como un problema de la sociedad. Hay algunos que lo ven como un problema, porque hay personas que lo usan de manera ilimitada, esto lleva a ignorancia; existen otros, que así como algunos de nosotros los estudiantes, lo usan por simple flojera de escribir algo propio; por ejemplo, si yo tengo una tarea sobre las bellas artes, no escribo qué son según mi punto de vista, honestamente, lo voy a copiar y pegar solo para tener esa tarea asegurada. Algunos maestros, no todos, se dan cuenta de que eso que llevamos de tarea, no lo escribimos nosotros, dicen que “es puro copy-paste”, en estos casos, procuramos escribir algo propio o copiar lo menos posible a la hora de hacer una tarea para ese maestro. Pero por el otro lado, hay maestros que solo te piden la tarea, y no les importa de dóne sacaste la información porque no la leen, solo les preocupa que la entregues; esto hace que uno como estudiante, le de menos importancia e interés a lo que va a llevar de tarea, y si sigue haciendo ese trabajo con puro y sencillo plagio, no va a aprender; pero, la verdad, eso no nos interesa, aquí lo importante es el diez en la boleta.

  9. En la actualidad hacer plagio de la ideas de cualquier otra persona es fácil y normal. En mi opinión logramos hacerlo porque en algunas ocasiones nos da flojera pensar por nosotros mismos; podemos asegurar que como otra persona ya lo hizo y acertó lo vamos a plagiar y nadie se va a dar cuenta pero no es así. Todas las personas lo pueden lograr copiando y pegando; en algunas materias todos los alumnos podemos entregar exactamente la misma investigación y todas son aceptadas mientras que en otras si somos sancionados.
    Lo veo como un problema ya que no permite que tengamos un criterio propio acerca del tema que se está tratando.
    Finalmente como lo dice el autor el plagio es un robo de ideas y no deberíamos de verlo como algo tan pequeño.

  10. Yo creo que el uso del plagio, en el ámbito escolar, si es útil, ya que vivimos en una época moderna en la que toda la información que requerimos la podemos encontrar con un simple click. Aunque también debo decir que depende del uso que se le dé como usted dijo, con el ejemplo de las tesis. Es útil siempre y cuando no se olvide dejar tu propia huella o manifestar tus opiniones y puntos de vista en tu trabajo, eso en el ámbito escolar. En cuanto al ámbito profesional, ya no sería plagio ya que, supuestamente, solo estarías aplicando lo aprendido, pero tampoco dudaría que haya gente que lo use de manera indebida…

  11. Estoy completamente de acuerdo con usted. En mi opinión, creo que no hay estudiante en México que no haya plagiado para hacer una tarea o en un caso más grave, para cumplir con una tesis.
    Pero me pongo a pensar, ¿De qué nos sirve robar y llevarse el crédito de las ideas de otra persona? No sirve absolutamente para nada, podrás obtener una buena calificación y cumplir con tu entrega, pero dónde queda tu aprendizaje. Es absurdo ver hasta dónde te conduce la falta de originalidad y de criterio propio.
    Si bien es cierto, para realizar un trabajo de investigación es necesario consular diversas fuentes de información y de ahí realizar una buena investigación; pero es ahí donde entra tu capacidad de comprensión lectora (que en nuestro país no es una de las virtudes características de los alumnos) para de ahí tener tu propio punto de vista y poder opinar de manera argumentada.
    En conclusión, el plagio, es el arma de doble filo de todo estudiante, originado por la falta de originalidad, criterio propio y comprensión lectora. Y concuerdo con usted, para matar este problema del plagio es necesario eliminarlo de raíz fortaleciendo el sistema educativo.

  12. en mi punto de vista aunque sea una herramienta útil no es muy bien vista ya que nos estamos robando las ideas de los demás y ni siquiera les damos los créditos, no somos capaces de parafrasear tan siquiera algunas palabras y esta acción nos trae consecuencias, ya que no sabemos como expresarnos en cualquier sentido porque las palabras que ponemos en trabajos no son nuestras, solo nos engañamos a nosotros mismos parta tener ninguna respuestas limpia y confiable de nosotros mismos .

  13. Estimado Claudio, sólo te recuerdo qué hay a quien se le ha demostrado “alteración de contenido” en su obra más importante y pese a ello se le otorgó el premio Cervantes.