Para Félix Terán y Carlos Komukai

Otoño de 1613. En escena, Miguel de Cervantes Saavedra (66 años) escribe, sentado ante una mesa. En la mesa hay varios libros y papeles, y un cráneo. Cervantes tiene a la mano un sable y hay otro igual en un sitio más retirado de él. Entra William Shakespeare (49 años), también armado con un sable; lleva consigo un libro.

03-duelo-2

Ilustraciones: Raquel Moreno

Shakespeare: Hello, is mister Mi-Miguel de Cervantes…?

Cervantes: ¿Qué se ofrece, hidalgo? Ah, pero ya veo que su merced no es de aquí, ni habla el español… ¿Por ventura viene vuestra merced de…

Shakespeare: England, sir, England; Inglaterra, I mean. Hablo algo español, paucas palabris. Lo he aprendido en estos años, sobre todo al leer su gran libro, Don Quixote. (Él siempre pronunciará “quishote”.)

Cervantes: Pero… ¿conocéis mi novela? ¿Hasta Inglaterra ha llegado?

Shakespeare: Ha llegado, sir; y la han traducido a mi lengua. Mi amigo Thomas Shelton lo hizo el año pasado. Pero, la verdad, desde que mi colega Ben Jonson la mencionara en su comedia del Alquimista, ya sabíamos de usted y de sus historias de caballeros y de amores. Y por eso he venido a conocerlo. Soy parte del séquito del embajador de mi señor, the King James, el rey Jacobo, y he aprovechado estos días libres del viaje para venir a conocerlo a usted.

Cervantes: Pues no sé si debo sentirme honrado de que me lean los enemigos… (Aparte.) Pero bueno, si escribí ya una novela que transcurre en su reino, no veo por qué no celebrarlo. (A Shakespeare:) Ahora veo que no ha de haber nación ni lengua donde no se traduzca. ¿Y quién sois vos, hidalgo?

Shakespeare: I am sir William Shakespeare, a poet, a playwright, soy un poeta, un escritor de teatro. Me fue muy bien en este oficio, y además actué en algunas de mis obras. Ya estoy retirado, pero de vez en cuando colaboro con algunos jóvenes que han tomado mi lugar.

Cervantes: Mejor debíais haber visitado a mi vecino, Lope de Vega. Él hace lo mismo aquí: triunfa en los escenarios, hace excelentes poemas…, en fin, es un monstruo de la naturaleza. Yo… también escribo teatro, pero…

Shakespeare: ¿Y ahora tiene usted algunas obras nuevas?

Cervantes: Seis tengo, con otros seis entremeses.

Shakespeare: Pues ¿por qué no se representan?

Cervantes: Porque ni los actores me buscan, ni yo los voy a buscar a ellos. Pero yo pienso darlas a la imprenta, para que se vea despacio lo que pasa aprisa. Y las comedias tienen sus sazones y tiempos, como los cantares. No importa que menosprecien mis versos, ni que me ignoren en el teatro ni que hablen a mis espaldas. Como escribí aquí. (Señala una hoja de los papeles donde estaba escribiendo:) “¡Ladran, Sancho, señal de que avanzamos!” (Shakespeare se le queda viendo de modo muy fijo, con aire de no aprobar lo que acaba de escuchar. Al notarlo, Cervantes lo mira un instante en silencio, como comprendiendo, y le dice:) Sí, ¿verdad?, no es una buena frase, pensándolo bien. De hecho, es muy mala; sí, esto no debe ir en la novela, ¡no irá! (Tacha la frase en su papel.)

Shakespeare: Oh, never mind, all’s well that ends well. Quiero decir, lo que acaba bien, está bien. Y si no tiene usted éxito en el teatro, no lo necesita, porque con sus novelas ya ha triunfado por todas partes. En Francia, en Flandes, thou art a success everywhere! Por eso vengo también… (Se acerca a la mesa de Cervantes, deja allí el libro que trae consigo y repara en el cráneo. Mientras Cervantes le contesta, Shakespeare toma el cráneo y lo manipula.)

Cervantes: Qué bueno que habléis español, aunque algo quebrado, porque yo no os entendería una palabra de inglés… (Observa a Shakespeare muy concentrado en examinar el cráneo, y le pregunta:) ¿Queréis decir algo, señor…?

Shakespeare: (Ante la pregunta, mira al cráneo, toma aire y adopta una actitud como de que va a decir algo importante y extenso, pero se detiene y contesta:) No, nada. (Deja el cráneo en la mesa y cambia de expresión.) I want thou to tell me, quiero que usted me diga… I mean, acabo de ayudarle a un colega, mister Fletcher, con una obra que se llama Cardenio

Cervantes: ¡Cardenio! ¿Como el de mi…

Shakespeare: Aye, just like Don Quixote’s Cardenio. De su libro tomamos la historia, y queremos tomar más historias suyas para contarlas en el teatro. Ya vi que salió un libro nuevo suyo, here I have… (Toma de la mesa el libro que había dejado allí y se lo muestra a Cervantes.)

Cervantes: ¡Dios bendito! Que habéis comprado una novedad: mis Novelas ejemplares. Apenas empezaron a venderlo no hará una semana.

Shakespeare: They art splendorous stories. Hay incluso una, que pasa en England

Cervantes: Sí, La española inglesa; así es.

Shakespeare: Leeré este nuevo libro y usaremos sus historias en el teatro. Y seguiré ganando a very good income con sus escritos, sir.

Cervantes: Pues eso no es nada, si no sabéis que Don Quijote volverá a cabalgar…

Shakespeare: Don Quixote? Again? No me diga usted que ya hay una continuación…

Cervantes: La habrá, la habrá… Ved, en esto estaba trabajando cuando llegasteis. (Va de nuevo hacia sus papeles de la mesa y se los muestra a Shakespeare. Éste vuelve a dejar su libro en la mesa y empieza a hojear los papeles que le muestra Cervantes.) Don Quijote tendrá nuevas aventuras y estoy seguro de que serán mejores y más divertidas que las primeras; os puedo adelantar que, tal vez, se retire un tiempo al bosque para huir de la gente y llevar vida de pastor…

03-duelo-1

Shakespeare: Oh, that’s nice! Just like Celia and Rosalind

Cervantes: ¿Quiénes son… Celia y… Rosalinda, dijisteis?

Shakespeare: Oh, son characters, personajes de una mi comedia, se llama As You Like It… All the world’s a stage,/ And all the men and women merely players;/ They have their exits and their entrances,/ And one man in his time plays many parts,/ His acts being seven ages. At first, the infant…

Cervantes: Caballero, caballero, un momento, por Dios, no entiendo nada. ¿No tenéis traducciones de vuestras comedias?

Shakespeare: But don’t get angry! No, me temo que no one… out of England… No, no hay traducciones. (No ha dejado de hojear y ojear los manuscritos de Cervantes mientras habla.) But it’s terrific! Yo quiero estas historias. De aquí saldrán magnificent plays, magníficas obras…

Cervantes: ¿No podéis escribir obras teatrales sin tomar historias de otros autores? ¿Y por qué he de ser yo?

Shakespeare: Sir, sus historias son las mejores… Usted sí que sabe contar, narrar… Sí, me tengo que llevar esta segunda parte de Don Quixote.

Cervantes: (Le toma a Shakespeare sus manuscritos.) Pero no será por ahora. Como veis, no está terminada, apenas estoy en eso. De hecho, aún no sé cómo terminarla…

Shakespeare: Mate a Don Quixote, sir. Mis mejores triunfos fueron con las obras donde todos mueren.

Cervantes: Tal vez… Pero una cosa es matar, y otra morir…

Shakespeare: I want your books, your papers… Quiero estas historias, no me importa cómo acaben, ya me encargaré yo de terminarlas a mi gusto…

Cervantes: Tendréis que esperar, caballero. No acostumbro contar las cosas antes de que se publiquen.

Shakespeare: Puedo pagar… Oro español, Mexican gold…

Cervantes: No es cuestión de pago.

Shakespeare: No one, nadie puede usar esas stories antes que yo. Me llevaré su manuscrito, aunque usted no quiera. (Se acerca a Cervantes, tratando de quitarle los manuscritos; Cervantes retrocede y ambos forcejean un momento con los papeles, hasta que finalmente Cervantes toma el control, resguardándolos a sus espaldas.)

Cervantes: Ya es mucha descortesía, caballero, venir a mi casa sin invitación, y encima querer llevarse mis escritos, que mi trabajo me han costado. Ya es bastante con saber que os gustan y que los reproducís sin mi autorización, para que encima me los queráis robar de mis manos. ¡Voto al sol que si no os vais, os he de echar yo!

Shakespeare: A story! Mi kingdom for a story! Si no es por las buenas, a force wilbe, sir! ¡Defienda su trabajo! Strike; down with thee; cut the villains’ throats: Ah! whoreson caterpillar! Bacon-fed knave! Thou hate us youth: down with thee: fleece thee.

Cervantes: ¡Soy de la mala puta que os parió! ¡Y por Dios vivo que si echo mano a la espada, que os haga salir por las ventanas, que no por la puerta!

Shakespeare desenvaina y acomete. Cervantes vacila y trastabilla, pero se repone de inmediato; usa su manuscrito primeramente para defenderse del ataque, hasta que lo deja a salvo en la mesa, lejos de Shakespeare, y desenvaina a su vez. Mira hacia el otro sable, trata de ir por él, pero Shakespeare también lo ve y éste, con más agilidad, llega primero. Tras unos pasos de combate, se detienen ambos para tomar aire.

Cervantes: ¿Qué es esto, señor, qué armas son estas?

Shakespeare: You are a gentleman and a gamester, sir.

Cervantes: No lo hacéis tan mal para ser inglés.

Reanudan el combate. Tras de varios lances, quedan cada uno con un arma amagando el cuello del otro.

Shakespeare: ¡Ríndase, don Miguel! ¡O no acabará nunca a Don Quixote!

Cervantes: ¡Entonces no tendréis más que robarme!

Shakespeare: ¡Me llevaré sus papeles, no importa lo demás!

Cervantes: Y así demostraréis que no podéis escribir nada original, sin robarles sus historias a los demás…

Shakespeare: Is that what thou thinkest? ¿Es lo que usted piensa de mí?

Cervantes: ¡Sí!

Shakespeare: (Se retira de Cervantes.) Pues no me llevo nada… Le demostraré que no necesito a autores como usted, I can do it alone… (Vuelve a tomar su libro de la mesa y se lo arroja a Cervantes. Mientras se encamina a la salida:) Oirá hablar mucho de mí en el futuro, sir, lo juro. ¡Hasta en su lengua me leerán! ¡Y lo derrotaré en las letras, como cualquier bachiller que venciera a Don Quixote!

Cervantes: El futuro lo dirá, caballero. (Sale Shakespeare. Cervantes se compone el traje; va hacia sus manuscritos, se sienta y se dispone a escribir, pero se detiene, como iluminado por una idea nueva; dice para sí:) “Como cualquier bachiller que venciera a Don Quijote…” (Aprieta los manuscritos contra su pecho, se levanta y llama hacia fuera de escena:) Sobrina, ¡creo que ya sé cómo acabará la Segunda Parte! (Sale.)

México, 30 de mayo de 2016

 

Eduardo Contreras Soto
Investigador, dramaturgo y musicólogo. Ha publicado el Teatro mexicano decimonónico.

Escena estrenada por Félix Terán y Carlos Komukai el 20 de abril de 2016 en la Ciudad de México, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, como parte de la Octava Noche de Combate, espectáculo dirigido por Miguel Ángel Barrera.

 

Un comentario en “Cervantes y Shakespeare: El duelo

  1. Me encantó mijo . Con que sarcasmo le contestaba . A Cervantes . Como siempre muy . Genial !