Si Alexander Fleming, el científico escocés que descubrió accidentalmente la penicilina en 1928, reviviese, ¿qué diría acerca de la ciencia médica contemporánea? Sin duda se quedaría estupefacto. “Cuando me desperté”, escribió Fleming, “el 28 de septiembre de 1928, justo al amanecer, realmente no planeaba revolucionar la medicina al descubrir el primer antibiótico en el mundo, a la postre, un asesino de bacterias”. Transcurrieron muchos años hasta que otros científicos, Howard Florey y Ernst Boris Chain, lograsen depurar la penicilina. El antibiótico fue utilizado con fines clínicos, por primera vez, en 1944, en soldados pertenecientes a las Fuerzas Aliadas, durante la Segunda Guerra Mundial y después en militares enemigos.

05-bebes

Ilustración: Kathia Recio

La penicilina salvó a muchas personas. Fleming, Florey y Chain recibieron el Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1945. La ciencia, la ficción y los seres humanos ávidos de curiosidad gozarían si Fleming regresara y opinara acerca del (probable) diseño de nuevos bebés.

No hay duda: en el futuro habrá seres humanos genéticamente modificados. Hoy, la ciencia, a través del diagnóstico genético preimplantacional, disciplina encargada del estudio del ácido desoxirribonucleico (ADN) de embriones humanos con el fin de seleccionar los que satisfacen determinadas características, así como de eliminar a los portadores de defectos genéticos o congénitos, es una realidad.

Por medio de estas técnicas es factible evitar el nacimiento de niños con enfermedades genéticas “graves” y seleccionar un embrión, popularmente denominado “hermano salvador”, que se escoge para proporcionar médula ósea a un hermano afectado por enfermedades incurables y que producen sufrimiento en el paciente y en la familia. Enfermedades sanguíneas, como la anemia de Fanconi, la beta talasemia, y las aplasias medulares, son ejemplos en los cuales el “hermano salvador” puede aliviar al hermano enfermo. En la médula ósea se producen las células sanguíneas indispensables para la vida (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas). Al trasplantar médula ósea sana, del “hermano salvador”, el hermano enfermo cura.

¿Qué diría hoy Fleming sobre el diseño de “superbebés”? Una nueva herramienta, denominada CRISPR permite editar los genomas de animales e insectos. Por medio del CRISPR es posible agregar, interrumpir, o cambiar la secuencia de genes específicos. Genoma, como se sabe, es el conjunto de genes contenidos en los cromosomas. Edición genética es un proceso mediante el cual se efectúan cambios en las secuencias moleculares de los genes. El CRISPR permite extraer o insertar genes en el genoma; además, identifica el sitio preciso del gen, sano o enfermo, con más facilidad que las técnicas previas. Gracias a esa herramienta molecular se ha logrado suprimir copias de ADN de retrovirus del genoma de cerdos, lo que permitiría utilizar los órganos del animal para trasplantes.

Por medio de los CRISPR será factible eliminar algunas enfermedades hereditarias cuyas consecuencias son muy graves; además de las antes señaladas, enfermedades como Tay-Sachs, fibrosis quística, patologías mitocondriales y anemia falciforme, entre otras, podrán evitarse. Cualquier familia, no ultrarreligiosa, con hijos afectados por estas patologías, desearía, en caso de procrear nuevamente, utilizar esta técnica para evitar sufrimientos y tener hijos sanos.

Los argumentos en contra del uso inadecuado de los CRISPR no deben desdeñarse. Su uso inteligente es factible. Uso adecuado significa confiar en los científicos. Significa cavilar desde la ética. La manipulación del genoma, por medio de los CRISPR, podría, en efecto, tener consecuencias impredecibles. La más señalada, la que más preocupa a la sociedad, además de la consabida “no debe alterarse lo que Dios creó”, es la eugenesia. La misma tecnología utilizada para eliminar enfermedades hereditarias también sirve para crear niños genéticamente mejorados.

La penicilina de Fleming salvó vidas, no sólo de aliados, también de enemigos. La ciencia debe regirse y usarse con base en principios éticos. Si el CRISPR y los diagnósticos preimplantacionales se someten a principios éticos, los demonios de la eugenesia y los “superbebés”, quedarán acotados. Avatares como el lucro desmedido de empresas privadas dedicadas a comerciar gracias a los beneficios del CRISPR, y el incremento de la brecha entre quiénes pueden y quiénes no pueden acceder a esta herramienta tienen que considerarse.

Sumar ética y justicia para contrarrestar el lucro desmedido y la exclusión de los pobres es fundamental. El uso racional y ético de las técnicas moleculares debe prevalecer.

En la época de Fleming poco se hablaba de ética médica. Hoy la ciencia necesita de la ética y el ser humano de ambas. Los enfermos no deben pagar las controversias por posibles riesgos y abusos. La ética médica es la encargada de mediar entre “ciencia sana” y “ciencia enferma”

 

Arnoldo Kraus
Médico. Profesor en la Facultad de Medicina, UNAM. Es autor de Dolor de uno, dolor de todos (Debate) y de Recordar a los difuntos (Sexto Piso), entre otros libros.

 

4 comentarios en “¿Nuevos bebés?

  1. Mucha fantasía. Los pobres son y se reproducen mas, ahi llevan la de ganar. Las élites mucho menos, y ya son mas educados, altos, longevos y bellos sin necesidad de crispr.
    Revertir un síndromen, un cancer y miles de enfermedes con la tecnología crispr no es posible. Queda todavía por resolver cómo lograr que crispr acceda a todas las células de forma específica etc…lo otro, hacerlo in vitro en pocas células y esas células “editadas” utilizarlas para un sin fin de usos terapéuticos y crear seres vivos con alguna ventaja se hará en la medida en que sea posible, seguro y sobre todo rentable.
    Crispr solo es una herramienta y como tal sera sometida al tamiz de la oferta y la demanda. La ciencia siempre es buena y leal al humano. El humano es quien suele serle desleal.

  2. Hipatia de la Cruz:
    Más que buena, la ciencia es neutral. Quien la produce y la usa puede o no ser neutral. Ahí esta Hiroshima. Ahí están incontables experimentos con seres humanos. veremos que sucede con CRISPR. La posibilidad de mal usarlo es real. En cuanto a la mayor reproducción de los pobres no me queda claro el comentario. Se reproducen más, escribes, y tienen las de ganar, agregas. ¿Ganar qué?
    Saludos,
    Arnoldo

  3. Ganar mas en términos de especie, por que hay mas probabilidad de posibles ventajas (X supuesta mejora a Y condición) que de forma dirigida con crispr.

  4. Ganar más como humanos sería lo deseable. No creo que eso vaya a suceder.
    Saludos,
    Arnoldo